Amor a la mejicana

Noticias 03 de febrero de 2022 Por M.E.G
Lo que sí es una certeza, es que el maíz no existía hace unos 10 mil años. Incluso se sabe que fue finalmente domesticado por el hombre, hace 7 mil años en Tehuacán, Puebla.
tacos

En el marco de la universalización a la que nos ha llevado internet, cada vez más gente accede a distintas culturas a través de la gastronomía y eso nos permite dé a la vez de ser más universales conocer más sobre la razón de las distintas dietas que pueblan el mundo. ¿Porque los irlandeses son amantes de las papas? La razón de ser de los palitos de la cultura oriental o como dice Benito Paco Taibo II, “el maíz es la razón de ser de toda nuestra civilización” cuando se refiere a la historia de México. Y sin duda el periodista y escritor se ha especializado en gastronomía a partir de sus inquietudes por el origen de este alimento, «En los relatos míticos de muchas civilizaciones mesoamericanas, la creación del ser humano se asocia al maíz» Hay una relación indisoluble entre el maíz y el ser humano: los dos se necesitan para subsistir. El maíz no existía hace unos 10 mil años, fue inventado por el hombre prehispánico y la historia de México no podría entenderse sin el maíz. La tortilla, es el reflejo de una democracia social por excelencia, todos la comemos, sin importar el nivel socio económico, ni la región, ni las circunstancias de cada quien. La diferencia está en su contenido.

Lo que sí es una certeza, es que el maíz no existía hace unos 10 mil años. Incluso se sabe que fue finalmente domesticado por el hombre, hace 7 mil años en Tehuacán, Puebla.

No es casual que en México el maíz sea la más importante fuente de alimentación y al mismo tiempo una de sus matrices culturales de mayor fundamento y raíz. El pozol, los tamales, las tortillas y muchas otras interpretaciones culinarias del maíz son esenciales para la vida común de los mexicanos. “Pero también el maíz es fuente de riqueza cultural, porque define el origen de nuestra relación con la tierra, la imaginería colectiva y el entendimiento de nuestro pasado, que se explica por su creación recíproca y su preservación constante. La historia de México no es solo de los hombres, también es el maíz”.

Con esta breve introducción que obtuve del sitio web de la agencia ID de México les cuento que se ha puesto de moda o se ha impuesto el taco como comida rápida en buena parte de América Latina y en ciertos lugares de Europa donde hay mucha migración latina, así como el ceviche ha sido impuesto por los peruanos, los tacos es una potestad de los mexicanos.

Las tortillas tradicionales son de carne, cerdo o pollo y se acompaña con diversas salsas, la más populares son estas tres; Salsa Guacamole, la receta original del guacamole, se prepara con aguacates (palta) machacados, jugo de limón, tomate y chile picante, aji puta pario nuestro o algún otro importado.  Después se le agrega cebolla, cilantro, y ajo, Sin embargo existen diversas variantes de recetas para hacer guacamole.

 La salsa de tomate: los ingredientes principales de esta salsa son el tomate rojo, chiles y sal.  Esta salsa tiene distintas variantes, ya que usualmente se le agregan cebolla, ajo y cilantro.  Puede prepararse cruda, con los ingredientes frescos, hervida o asada.

Salsa Verde,  se prepara con tomate verde molido, cebolla, ajo, cilantro, chile, sal y pimienta.  Estos ingredientes pueden asarse para posteriormente molerlos en molcajete o bien utilizar la licuadora para molerlos y posteriormente cocinar la salsa.  Se usa habitualmente en enchiladas o para hacer chicharrón en salsa verde.  En su versión más picante resulta apropiada para acompañar tacos, quesadillas, y demás antojitos. 

Muchas de estas salsas son adoptadas o al paladar nuestro por el picante o por la disponibilidad de los alimentos originales. Estos días de verano son ideales para unos taquitos con cerveza o algún tequila a la orilla del río.

M.E.G.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar