El tereré fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Noticias 18 de diciembre de 2020 Por Redacción Central
La bebida a base de yerba mate, agua y mucho hielo fue aprobado por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
Tereré

El tereré ha ingresado a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, aprobado por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Se trata de la primera manifestación de Paraguay que ingresa en esta lista y el reconocimiento parece abrir el camino a otras postulaciones que se presentarán en el futuro.

El tereré es una ancestral bebida a base de yerba mate, agua y mucho hielo. En Paraguay y también en Argentina se toma tereré a cualquier hora, sea de día como de noche, pero en horas de la mañana se le suele agregar hierbas silvestres refrescantes y medicinales, que en idioma guaraní se conoce como pohã ro’ysã.

De hecho, el país que se encuentra entre Argentina, Brasil y Bolivia, con grandes extensiones de pantanos, bosques subtropicales y chaco, tiene un Día Nacional del Tereré para fomentar esta costumbre que se remonta a antes de la conquista española. El festejo está asignado para el último sábado de febrero de cada año, fecha acordada durante el año 2011 mediante la Ley de la Nación N° 4.261: “Que declara al tereré como Patrimonio Cultural y Bebida Nacional del Paraguay” y fija el último sábado de febrero de cada año como Día del Tereré.

Según explica la UNESCO, “el patrimonio inmaterial” o “patrimonio vivo”, refiere a las “prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación“. Por tal motivo, debido a su tradicional consumo, la bebida ancestral guaraní fue reconocida este jueves como patrimonio inmaterial de la Humanidad. Así mismo, la institución destacó también los beneficios para la salud de la “poha ñana” (hierba medicinal en guaraní), que suele mezclarse en el tereré paraguayo.

La bebida se caracteriza por ser fría, y muy acorde a las condiciones climáticas que afronta el territorio paraguayo durante el verano ya que convierte en algo más ameno el soportar el intenso calor del verano que promedia entre los 30 y 40 grados.

El agua con la infusión de hierbas se deposita en un recipiente (jarra de arcilla, plástico o metal) y, al igual que sucede con el mate en Argentina, se toma en ronda grupal, aunque esta tradición está interrumpida por la pandemia de coronavirus.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar