La lengua un puñal de doble filo

Noticias 29 de agosto de 2022 Por M.E.G
Leyendo, repasando Cartas de viejos restaurantes, que ya en algunos casos ni existen me encontré con la controversial lengua de vaca -tal como le llamábamos en mi casa- un clásico en las entradas o en los buffet froid de los restaurantes de ese estilo de servicio.
lengua de vaca 2

Lengua a la vinagreta o lengua a la provenzal y en ciertos casos en escabeche eran inevitables encontrarlas junto a huevos rellenos, fiambres y ciertos cortes de carne como el matambre relleno o el vitel tone que en italiano se escribe vitello tonnato. Vitello, en italiano, es carne de ternera y tonnato, atunado y en muchos casos este plato de se cocinaba con lengua de ternera en lugar de cortes mas caros como el peceto. Dicho esto, quiero contarles una anécdota que llega por medio de Esopo, considerado el padre de la fábula. 

Esopo era un esclavo que vivió en el siglo V a. C.  Uno de sus amos, Xantus, le ordenó que fuera al mercado y le trajese el mejor alimento que encontrara para agasajar a importantes invitados. Esopo compró solamente lengua y la hizo aderezar de diferentes modos. Los convidados se hartaron de comer lo que saborearon como un manjar.

Cuando quedó solo, Xantus le preguntó qué era eso tan delicioso.

—Me pediste lo mejor —dijo Esopo— y traje lengua. La lengua es el fundamento de la filosofía y de las ciencias, el órgano de la verdad y la razón. Con la lengua se instruye, se construyen las ciudades y las civilizaciones, se persuade y se dialoga. Con la lengua se canta, con la lengua se reza y se declara el amor y la paz. ¿Qué otra cosa puede haber mejor que la lengua?

Pocos días después, Xantus le dijo que llegarían unos visitantes desagradables a los que debería atender por protocolo, pero quería manifestarles su disgusto sirviéndoles una mala comida.

—Trae del mercado lo peor que encuentres —le recomendó.

Esopo trajo lengua y la hizo preparar con un sabor tan desagradable que repugnó a los comensales.

—¿Qué porquería es esa que serviste? —le preguntó Xantus.

—Lengua —contestó Esopo—. La lengua es la madre de todos los pleitos y discusiones, el origen de las separaciones y las guerras. Con la lengua se miente, con la lengua se calumnia, con la lengua se insulta, con la lengua se rompen las amistades. Es el órgano de la blasfemia y la impiedad. No hay nada peor que la lengua.

- La lengua es un arma de doble filo-.

"El hombre, tan indefenso por naturaleza, no tiene colmillos, no tiene garras, no escupe fuego, pero tiene el don del lenguaje, y una lengua puede ser tan suave como la miel y tan afilada como un puñal".

Me pareció genial esta anécdota de Esopo sobre la lengua y quería compartirla para salir al rescate de tan generoso alimento y que como tantas otras partes del animal la gente tiene depreciada o rechaza por impresión (sobre todo aquí en nuestro país) como las orejas de cerdo, las vísceras, como el mondongo o la tripa gorda.

Nos estamos viendo y ya saben hay que ser prudente con la lengua, no a la hora de comer sino a la hora de usarla para juzgar a semejantes. Chau!

M.E.G.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar