Pinot noir, acá nadie se rinde

AS DE COPAS 18 de agosto de 2021 M.E.G. 
romanee conti

Para hablar del más amable de los tintos deberemos recurrir a su historia, su origen y también hablar un poco de su fama de “acercador” de acuerdo a lo que dicen los que saben, es un vino que les va bien a quienes prefieren los blancos y les da prestigio a los que prefieren el tinto porque es un tinto de salón, amable, elegante y versátil.

Con esta presentación vamos a repasar la historia del pinot noir en su día. Es originario de la Borgoña, una de las regiones vitivinícolas más célebres del mundo, y está entre las uvas más antiguas (la primera mención documentada data de 1345).

Un vino delicado

Desde la época romana ya se conocían las propiedades de esta uva para el vino y, cuando la producción vitivinícola pasó al control de Iglesia Católica, los monjes cistercienses siguieron preocupándose por la calidad de esta cepa. Para ese entonces, el Pinot Noir ya era reconocido como la variedad más fina de la Borgoña. Los racimos de la cepa Pinot Noir son muy apretados, tienen forma de cono de pino (de allí su nombre), por lo que es muy propenso a los hongos y otras enfermedades, es una uva difícil de cultivar. Es muy sensible al calor, razón por la que crece mejor en los climas fríos del hemisferio norte, aunque aquí a ambos lados de la cordillera, en la Patagonia argentina y chilena ha encontrado un buen refugio para su desarrollo. 

Decimos que un vino delicado por no decir que es fino de clase, pero también su uva tiene una piel muy delgada que ofrece poca resistencia contra las plagas y es muy sensible al calor de ahí que las regiones donde se da muy bien son  Francia, Alemania, EE.UU (particularmente la región del Valle de Willamette, en Oregón) Australia, Argentina y Chile.

Hasta aquí hemos ido recopilando información acerca de la cepa que hoy festeja su día, vamos a compartir lo que dice Fabricio Portelli y también Patricio Tapia dos destacados críticos y conocedores de nuestros vinos tanto en Argentina como en Chile. 

Los que saben

Portelli sostiene que “La nariz de un Pinot Noir puede ser más frutal de joven y con algo de especias, pero los más complejos viran hacia notas terrosas. En boca, lo más importante, son sus texturas sedosas y frescura sostenida. Claramente fluye muy bien en boca, mucho más que un Malbec”.

Tras destacar lo difícil que es elaborar un buen pinot Portelli nos cuenta las regiones más favorables para intentarlo y las características particulares. Los de climas más frescos (Patagonia, Chapadmalal y Valle de Uco), de Luján de Cuyo suelen ser más amables, aunque poco a poco van ganando en frescura, porque ahora se cosechan las uvas antes, con menor alcohol potencial y mayor acidez natural.

Entre los recomendados por Fabricio para iniciarse en este cepaje está el cercano Saurus Pinot Noir 2017, de familia Schroeder.

De las 224.000 hectáreas de vides en la Argentina, solo el 1,8% (4.000) está plantado con Pinot Noir, pero la mayoría de esas uvas se destinan a vinos base para espumantes. No obstante, en los últimos años se han multiplicado las etiquetas de este varietal. Por su complejidad a la hora de la producción, es muy difícil encontrarlo en vinos de menos de $200. En Patagonia hace tiempo que se lo trata como uno de los cepajes emblemáticos de la región, pero fue recién cuando se incorporó al mapa vitivinícola la provincia de Neuquén (año 2000) que se forjó una masa crítica, sumándose así a la propuesta mendocina.

Trasandinos

El experto chileno Patricio Tapia nos guía con el pinot noir y destaca que en Chile se da esa gran calidad por su equilibrada combinación de mar y altura. “Un claro ejemplo de ello lo constituyen los valles de San Antonio y Casablanca -idóneos para el crecimiento de esta cepa-, los cuales son influenciados por la fría corriente de Humboldt que refresca toda la costa chilena”.

Conocí el pint noir por la película que lo encumbro a escala mundial allá por la película Entre copas, que narraba la historia de un amante de esa cepa y que iba recorriendo distintos lugares donde se cultivaba, luego continuó con una zaga muy interesante pero sin tanta repercusión como Entre copas. 

Se recomienda consumirlo a 14 grados y va con todo, obviamente cada cual adaptara a su bolsillo lo vaya a consumir hoy, pero esta bueno hacerlo sabiendo que es lo que estamos tomando. 

Un vino es un producto, una obra y un placer que tiene muchas manos atrás, y hagamos como recomienda Elizabeth Checa “botella abierta, botella muerta”, ¡a por ella!

M.E.G. 

 

Lo más visto
Captura de pantalla 2024-06-24 a la(s) 11.35.00 p. m.

Única en su estilo: la sidra mendocina premium en lata

Redacción Central
21 de junio de 2024

Viña Las Perdices lanza su lata de sidra de manzanas, un formato que amplía las alternativas de disfrute y mantiene las características de una sidra elaborada bajo el mismo método utilizado en espumantes.