Martino Wines relanza la marca en Argentina con nueva imagen y rebranding de productos

Bodegas 21 de julio de 2021 Por Redacción Central
Sus ventas tuvieron un crecimiento promedio anual del 25% en los últimos 5 años y planean cerrar el 2021 con un 30% más.
Martino_Garnacha_3

La bodega Martino Wines prevé el lanzamiento de nuevas marcas, la incorporación de Marselan como variedad más reciente a su propuesta de varietales, el desarrollo de su estrategia comercial y comunicacional, la apertura y consolidación de nuevos mercados internacionales, así como la inauguración de un restaurante en su bodega de Luján de Cuyo, Mendoza. 

Desde el 2019 la bodega modificó su nombre, luce nuevo isologotipo adaptado a las etiquetas donde el color juega un rol importante reflejando el estilo fresco y elegante de sus vinos.

Los inicios de MARTINO WINES (Ex Fincas Don Martino) se remontan al 2001, por ese entonces con foco en el negocio de exportación que actualmente representa el 80% de sus ventas. Sus principales mercados son Estados Unidos, Brasil y China.

Hoy, cumpliendo sus primeros 20 años la bodega anuncia el relanzamiento en Argentina, mercado que viene creciendo a un ritmo del 25 % anual durante los últimos 5 años y constituye el 20% de la comercialización de su portafolio. Su objetivo es finalizar con el 30% arriba en ventas durante 2021.

Para ello, prevé el lanzamiento de nuevas marcas y productos a fin de afianzar su portafolio de vinos de perfil europeos explorando y revalorizando nuevas variedades autóctonas de Mendoza como la más reciente cepa Marselan, hija del Cabernet Sauvignon y de la Garnacha tinta, haciéndola protagonista de un vino Premium al que se sumará su primer rosé de Merlot y Pinot Noir como así también una propuesta de espumante. 

La nueva etapa de MARTINO WINES incluye un trabajo de organización interna, reorganización de su estrategia comercial con nuevos acuerdos de política de distribución regional y la puesta en marcha de un plan comunicacional. También, la apertura y el desarrollo de mercados internacionales como Estados Unidos, Canadá, Brasil, Perú y la consolidación del mercado asiático, con China como principal cliente. Entre las novedades prepara el área de turismo y para fines de 2021, la inauguración de un restaurante en la bodega.

“Tenemos una empresa sana macroeconómicamente, una propuesta atractiva con variedades atípicas para el mercado local y productos de calidad que nos prepara para crecer en el segmento de vinos Premium”, dice Hugo Martino, socio fundador de MARTINO WINES. 

MARTINO WINES es una bodega de espíritu inquieto que reivindica variedades autóctonas en Mendoza, tradicionales de otras latitudes y poco usuales en el hábito del paladar argentino. Entre ellas se destaca Pedro Ximénez, Sangiovese, Garnacha, Petit Verdot, Cabernet Franc y Malbec. 

Bodega_Martino_Wines

“Nuestros vinos son productos de la pertenencia de nuestro lugar y la puesta en valor de lo propio”, dice Fernanda Martino a cargo del área comercial y marketing de la bodega.

La bodega esta equipada con la más alta tecnología para vinificar las uvas provenientes de los viñedos de las más exclusivas regiones de Mendoza respetando el medio ambiente y haciendo un uso responsable de los recursos naturales.

MARTINO WINES cuenta con un equipo enológico dirigido por el winemaker Sergio Montiel y el asesoramiento del prestigioso italiano Attilio Pagli, enólogo y viticultor internacional nacido en Toscana, especialista en variedades autóctonas en su país como Sangiovese y un precursor del Malbec. 

“Las historias de las bodegas reúnen una magia particular entre lo increíble, fascinante y soñador”, dice Hugo Martino. Como muchas otras y con el vino como protagonista, la bodega surge de la unión con tres amigos con expertise en el manejo de los negocios, finanzas y desarrollo de procesos compartiendo su pasión por el vino. 

MARTINO WINES se sitúa en la localidad de Luján de Cuyo, a solo a 20 minutos de la ciudad de Mendoza, su bodega data de principio de siglo, 1901. Posee 44 hectáreas de viñedos propios plantados en la zona de Barrancas y 7 hectáreas de Malbec en su finca La Violeta, corazón de Agrelo con las viñas más antiguas de la zona que datan de 1926 elaborando vinos de alta calidad. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar