La Alazana, del campo a la botella

Noticias 19 de agosto de 2020 Por María Gracia Martín
Quién dijo que el buen whisky sólo habla inglés? Te presentamos a los creadores del primer Single Malt Argentino.

El mundo del whisky parece reducido y alejado. Sin embargo, está mucho más cerca de lo que todos creemos, acá no más, en Lago Puelo, en la provincia vecina de Chubut, se produce La Alazana, el primer single malt argentino

Como cada viaje en tiempo de pandemia, lo realizamos de manera virtual y allá nos fuimos. Nos esperaban Néstor y Lila, pioneros y creadores de esta bebida dorada, un clásico de todos los tiempos. 

La Alazana es una destilería de familia, Néstor Serenelli junto con su esposa y sus tres hijos, están trabajando en la producción, la operación y la venta.

"En el año 1998 nos conocimos con Néstor. Desde ese año comenzamos a recorrer la Patagonia de norte a sur, buscando un nuevo lugar para retornar al estilo de vida que él conocía de joven y realizar juntos un proyecto de producción", nos narra Lila. 

Esta historia de amor , encontró el escenario ideal en Las Golondrinas, Lago Puelo, Chubut. Allí armaron la destilería y, luego, viajaron al Reino Unido, la cuna del whisky. "Recorrimos destilerías y trabajamos en Escocia. Lila realizó un posgrado y obtuvo un Máster en Ciencias de la Destilación en la Universidad de Heriot-Watt, en Edimburgo. En 2011 obtuvimos la primera licencia de nuestro país para elaborar whisky de malta, otorgada por el INV", repasan juntos. 

Son ellos mismos quienes definen este whisky patagónico: "Nuestro whisky es un estilo single malt, elegante y liviano, que llega a madurarse durante un tiempo prolongado sin desequilibrarse, gracias a nuestro clima. Estamos muy apegados el estilo escocés tanto en producción como en el clima de maduración. Analizamos nuestro producto en laboratorios escoceses, lo que también nos garantiza la calidad, no solamente del destilado sino de la maduración del mismo. Con respecto a las diferencias: el single malt es una expresión del lugar donde se hace, por eso nuestro whisky tiene la impronta de nuestra Patagonia"

 Las Golondrinas, en Lago Puelo, fue el lugar elegido para instalarse por dos motivos trascendentales: el agua y el clima. 

"El agua es clave para la producción de whisky. Aquí tenemos agua de vertiente cordillerana, de pureza inigualable a nivel mundial. 

A su vez, en el valle en el que nos encontramos tenemos un microclima que es excelente para una maduración prolongada y al mismo tiempo equilibrada. Cuando hablamos de equilibrio, nos referimos a una evolución de compuestos que son consecuencia exclusivamente del paso del tiempo junto con una adecuada presencia de compuestos de la madera que le aporta la barrica. Cuando los extremos de temperatura estacionales son muy grandes, se produce lo que llamamos un exceso de “extracción”, en la que el single malt se desequilibra y pierde suavidad y elegancia". 

Cuantas veces habremos visto esas escenas en series o películas en las que el o la protagonista se acercan a una barra, toman un vaso gordo y bajo, destapan una botella de cristal, se sirven una medida de whisky y lo beben con esa cara de circunstancia... Pero por estas tierras esa experiencia, esa escena no es tan habitual. 

Para quienes no acostumbran a tomar whisky, qué le dirían? Cómo empezar? Cómo se degusta esta bebida? 

"Lo ideal es tomar el single malt a temperatura ambiente. Los compuestos aromáticos que lo componen son muy volátiles, así que si uno los enfría, estos quedan retenidos en el líquido y no se liberan y no pueden ser percibidos en su conjunto.  Muchas veces cuando uno conoce un single malt por primera vez, es bueno reducir el volumen alcohólico con un poco de agua (siempre destilada, para no alterarlo con compuestos ajenos). De esta manera se liberan los aromas, aunque para el bebedor de single malt es muy común realizar este proceso de hidratación directamente en la boca, con la propia saliva". 

Seguramente La Alazana, es una buena opción para comenzar a descubrir este universo, pero... dónde conseguirlo? 

"Nuestras partidas son muy limitadas por el hecho de que la mayor parte del whisky se está madurando para llegar a tener más tiempo de evolución en barrica. Si bien el spirit debe añejarse como mínimo por tres años, nosotros queremos tener un standard de no menos de diez años.
A medida que la gente nos fue conociendo, la destilería se convirtió en un atractivo turístico y nos encontramos con que nos estaba visitando gente de todo el país e incluso de otros países. Por esta razón las partidas que vamos embotellando se están vendiendo solamente en la destilería. 

Además se puede conseguir en algunos bares para consumir como medida. En Córdoba, está en algunos como Santa Calma Restó, Escaleno e Innato".

Al gran pueblo argentino, salud! 

Te puede interesar