Salsa verde esperanza

Noticias 30 de agosto de 2021 Por M.E.G.
Hoy toca pescado y siendo una provincia con muchos, muchísimos espejos de agua y lindantes con un país como Chile con su mar Pacifico y con el litoral marítimo de la provincia de Río Negro sobre el Atlántico ¿cómo no consumimos más pescados?
E2CFFF07-B9C6-43FA-A730-2CC1CF7A7005

Yo sé bien por qué no se consume más pescado. Pero no se trata de acusar a nadie, más que nada tiene que ver con una cuestión cultural. No comemos pescado porque “somos el país de la carne”, “porque tiene olor fuerte”, “porque tiene espinas”, “no sé cómo hacerlo” y un montón de justificativos más que son muy fáciles de rebatir. 

Cientos de recetas y de libros nos pueden enseñar a cocinar muy sencillamente el pescado y los mariscos, es más sencillo de lo que se piensa y por supuesto que menos rebuscado que cocinar carne. En muy pocos minutos podemos hacer de los productos de mar unan auténtica delicia, te lo digo yo que aprendí de grande.

En una época muy delicada de mi estómago me recomendaron consumir menos grasas, cero alcohol y cero picante, gaseosas y en lo posible cero harinas blancas, me quería matar! Todo lo que había aprendido a comer a lo largo de la vida eran harinas y grasas. Perdón por la sinceridad. Pan y salame, sándwiches, pastas, asados. Milanesas, etc. 

Llegó el momento en que la gastritis entró en mi vida y fui colonizado por el Helicobacter Pylori y allí entre en el mundo desconocido de evitar las carnes, los picantes, el alcohol y demás alimentos generadores de potenciales daños, ahí empecé a amar al pescado. Me olvide del pejerrey frito que amaba mi viejo y volqué mi necesidad al pescado en cocciones no fritas. 

Al vapor

Busque y rebusque hasta encontrar cuales eran los pescados más aptos para la cocinar al vapor y empecé  a comer filetes de merluza al vapor. Lo preparaba con un vaporiera tipo flor de acero inoxidable y junto con el agua ponía un poco de sal marina y algunas hierbas aromatizantes. Como guarnición verduras al vapor con algún aderezo y condimentos al gusto.

A la Plancha

De este modo hay que utilizar un poquito de algo graso, manteca o aceite y dorarlo de ambos lados, se puede usar un poco de sal de mar y por supuesto que unos buenos espárragos, huevos poché.

Al horno

Acá se impone una chernia bien dorada con ajitos y limón. Podes optar por un súper puré de zapallos y zanahorias. Y tostadas saborizadas con aceite de oliva y con ajito y perejil.

A la olla

A la olla es decir Chupín o lo que es casi lo mismo un guiso marinero. Pero en este caso lo que recomiendo es pasar por harina y freír el pescado que hallamos elegido y luego si incorporarlo al sofrito que armemos para lograr el guiso marinero o chupín.

A la parrilla

Aunque en la argentina no existe mucha tradición del pescado a la parrilla o los espetos de pescado, en los pueblos costeros o de pescadores siempre se hace algún que otro bichito a la parrilla, sea una corvina, una chernía, salmón blanco etc. Hay para hacer dulce en cuanto a pescado se trate y aquí solo hable de pescados de mar sin tocar los espejos de agua de la cordillera, las lagunas y ríos de la Patagonia. 

Para ir despidiéndome les sugiero una receta sencilla de cazón en salsa verde. El cazón es una especie de tiburón pequeñito que no tiene espinas y cuya carne tiene una textura muy singular. Se hace a la parrilla o al horno y va de maravillas con la salsa verde.

Para la salsa verde que suelo cocinar utilizo aceite de oliva, ajo, perejil, manteca, y un poquito de maicena para espesar la salsa, luego le agrego unas arvejas frescas y a veces va con papas hervidas. Las fritas reclaman protagonismo pero hoy se quedan afuera.

M.E.G.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar