La casa de comidas que se reinventó y dejó de usar plásticos

Noticias 11 de agosto de 2020 Por Jaaqui Herrera
La casa de comidas Aires Patagónicos dio un giro en pleno contexto de pandemia con comidas saludables y libre de plásticos.

En el contexto de pandemia donde muchos emprendedores se vieron frenados por la situación actual, muchos se vieron obligados a seguir o dejar de hacer su trabajo. En el caso de Walter Sales, propietario de Aires Patagónicos catering -y ahora casa de comidas-, tomó la posta y se reinventó para salir a la calle con una idea ecológica y saludable. 

La empresa surgió hace diez años al principio como servicio de catering y paralelamente una cervecería-restaurante que no logró sostenerse por el Covid 19. En ese momento de crisis Walter emprendió con sus platos a la calle para apuntar a otro público.

"El menú que ofrecemos es bastante variado, ya que se caracteriza por la elaboración de productos propios: desde la panificación, hasta la materia prima que utilizamos para elaborar platos saludables", comentó Walter y agregó que "además nos adaptamos a las personas que vienen con una dieta específica sugerida por un nutricionista, y con esa base le armamos un menú para todos los días". 

En ese sentido desde la Casa de Comidas ofrecen diariamente una opción diferente acompañada por 10 o 12 opciones más. "Aquellos que no saben qué comer encontrarán una "heladera" bastante saludable desde ensaladas o tortillas de verduras hasta comidas más calóricas. Entendemos que tiene que ser un menú liviano para las personas que trabajan en una oficina y tienen que seguir con sus tareas cotidianas". 

Últimamente han observado la cantidad de desechos plásticos que se generan diariamente en oficinas y empresas. Con esta situación decidieron dejar de usar este material en sus viandas y comidas.  "Tenemos algunas empresas a las que le llevamos la comida ya emplatada con vajilla para no generar tanta basura. La idea es implementar esta iniciativa en su totalidad con el uso de alguna bandeja térmica que sea reutilizable; estamos trabajando para ver cómo hacerlo realidad de a poco", explicó. 

Por su parte Walter se define como una persona inquieta, emprendedora y confesó que lo que más le gusta de su trabajo es "brindarle soluciones a la gente; mirar y pensar cómo cubrir las necesidades de las personas".

Entre otros de los proyectos con los que trabajaron antes de la pandemia se encontraban las capacitaciones a niños para la concientización de alimento saludable.  Desde Aires Patagónicos entendieron la necesidad de algunos padres que no llegan a cocinar algo sano o elaborado para sus hijos y optan por una casa de comidas rápidas. "Creemos que los chicos tienen una mente más abierta a incorporar frutas y verduras a esa edad que aquellos que tienen entre 7 y 8 años ya eligen qué les gusta y que no", expresó.

Por último Walter invitó a consumir local: "Las personas tiene que saber que nos dan una mano grandísima comprando a emprendedores gastronómicos porque realmente es un esfuerzo sostener un negocio ante toda esta situación", y agregó que "creemos que esta es la única alternativa de darle un sustento a la economía local en vez de las grandes cadenas comerciales". 

"Por otra parte, si consumen local se van a encontrar con productos regionales de gente que se ha capacitado y esforzado para tener un comercio, el cual muchas veces se cree que la calidad es inferior a la de las grandes cadenas", expresó y resaltó que "nosotros le ponemos todos nuestros conocimientos para ofrecer los mejores productos y que llegue la mejor calidad a todos los consumidores".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar