Muy pronto abre Finca Araucaria, Bar de tapas y ahumados en Cipo.

Noticias 05 de junio de 2020 Por AM
Este novedoso espacio gastronómico creado por el cheff Sebastián Mazzuchelli sorprende por ser una gran apuesta en tiempos difíciles y por conservar todo el sabor y la pasión que lo caracteriza.
seba mazzuchelli

Muy pronto abre en Cipolletti Finca Araucaria Bar de Tapas y Ahumados, un nuevo espacio gastronómico creado por el cheff Sebastián Mazzuchelli. Si bien, él ya es reconocido en la región por su trabajo en la cocina, este novedoso concepto representa fielmente su estilo: conservar, no sólo alimentos, sino también sueños y sobre todo, la pasión. 

Hace 10 años que estoy con Finca Araucaria, pero yo recién hace 2 años digo que tengo una “fábrica de ahumados”. Los 8 anteriores fue prueba y error, comprar un montón de mercadería, hacer un montón de cosas. Recién ahora tenemos una línea, son 15 productos, sumamente estandarizados, establecidos, recetados de alguna manera. Puedo sentir el orgullo por haber podido construir una fábrica desde el principio, que hoy son 180 metros cuadrados de fábrica y de alguna manera se me llena el pecho de orgullo. También por haber desarrollado diferentes productos que tampoco es cosa sencilla, lograr todas las habilitaciones, hay un laburo de muchísimo tiempo. Que solo tiene que ver con una idea sumamente clara de toda la vida, la de tener una fábrica de ahumados y en la cordillera. Justo se dio en Pehuenia, el lugar elegido por mi para vivir toda la vida y eso no lo cambio por nada. Después de tanto tiempo y tanta constancia, el poder abrir un espacio gastronómico en función de la fábrica, empieza a cerrar un círculo que había soñado desde el principio”. 

finca araucaria 3
Mazzuchelli
recuerda: “la idea de la fábrica la tuve toda la vida, siempre quise tener una fábrica de ahumados y hacer chorizos. Tan básico y tan simple como eso. Hace un tiempo nos juntamos a comer con unos amigos, todos más cuarenta como somos. Salió ese tema “te acordás cuando yo dije que iba a estudiar cocina y uds se rieron!”. Te estoy hablando del año 1997, todo el mundo te decía “cómo vas a estudiar cocina?! Nada que ver!”. A mí siempre me llamó la atención el ciclo productivo de las cosas. Desde que el animal crezca, se alimente, se faene y se transforme en un producto que es un frasco con 20 fetas de ciervo, por ejemplo. A su vez relacionarlo directamente con que ese producto se transforme en un plato que puedas ir a comer, me llamaba doblemente la atención. Hace 20 días empezamos con los jamones crudos, 100 jamones con todo el proceso de salazón, y lo esperamos hasta el año que viene. Y ya estoy pensando que no voy a vender ese jamón entero, estoy pensando en que voy a cocinar, viendo cómo eso se transforma en un plato. Eso es lo que siempre me llamó la atención y es a eso a lo que siempre a apunté, a conseguirlo”.

Un ingrediente que no puede faltar en esta receta, en su receta es conservar la pasión, incluso en tiempos adversos: “No heredé esto de mi familia ni de nadie. Esta pasión me nació sola, y con los años se me fue potenciando. Por ejemplo, con todo esto uno cambié mucho mis actividades. Más horas de oficina y otro tipo de trabajo. Pero la semana pasada volví a hacer desposte de cerdo, que hace como 40 días que no lo hacía. Nos pusimos a cortarlo con los chicos y les decía: “el placer que siento en esto de poder bajar media res, despostarla, empezar a producir. El mismo placer que me producía hace 20 años atrás cuando lo hice por primera vez. No lo heredé de nadie, pero la pasión se fue incorporando como un estilo de vida, y la verdad que me produce mucho placer”.

finca araucaria 4
Finca Araucaria Bar de Tapas y Ahumados es un concepto novedoso y aunque el contexto de pandemia mundial, coronavirus y aislamiento obligatorio no parece ser el más amistoso para llevar adelante ningún proyecto, Mazzuchelli se convenció de que era el momento de todas formas y siguió adelante:

Empecé el año pasado, en octubre o noviembre con este proyecto acá en Cipolletti. El lugar se ubica en una chacra, lo más parecido a Pehuenia que tengo en el Alto Valle. Es una casa de adobe, medio antigua, reformada a un bar de tapas con una vinoteca sumamente grande para disfrutar, toda una parte de elaboración de los ahumados ahí mismo, un patio con un verde hermoso. Desarrollamos una plataforma on line, con una venta más agresiva de los productos, con habilitación nacional. Iba a ser un 90% venta de ahumados y el 10% aggiornarlo con algo de gastronomía. Con todo lo que pasó, nos convencimos mucho más de que lo que pensamos estaba bien y que teníamos que seguir por donde veníamos y más en este lugar”.

Lo real es que todo lo que sucede no le es para nada indiferente a este cheff, pero entiende bien eso de “reinventarse”:  “después de tanto tiempo de laburar con el mismo sistema, de brindar un servicio y estar con la gente, de repente de un día para el otro cambiarlo, es como que todavía estoy en la transición. Estoy en una línea en la que uno dice hay que reinventarse, reacomodarse pero no uno no deja de extrañar el contacto con la gente, el cliente. La cocina que tiene Finca Araucaria Bar de Tapas, es una cocina a la vista, donde la gente va a comer alrededor, en una barra. Esa parte hoy se extraña y capaz que en los próximos meses también se va a extrañar. Eso no quita que tengamos que reacomodarnos, readaptarnos y en función de la modalidad de trabajo que se permita hoy, ofrecer eso.”

Después de tantos años de trabajo, Mazzuchelli reconoce claramente sus productos estrellas: “Se destacan la trucha y el salmón ahumado, la gente lo dice, el porcentaje de venta de esos productos es mucho más alto. El salmón más como un producto chileno, pero la trucha es como la banderita, el producto emblema patagónico. También alguna edición limitada como algún tiraje de 150 kilos de salame que sale que también me encantan, como los lotes de jamones crudos que estamos preparando. Hay muchas variables en función a mercadería buena que conseguimos en una determinada época, se produce, se saca". 

finca araucaria 5

Villa Pehuenia sigue siendo el origen de todo: “en Pehuenia la fábrica está en un lugar muy bonito, con ventanales que una parte dan al bosque y la otra al lago. El contexto para laburar da mucho placer. La fábrica tenía que tener un espacio gastronómico netamente relacionado con los ahumados. Hoy el proyecto es ese y es en Cipolletti, por una cuestión estrátegica comercial. Pero Pehuenia es el lugar que elegí para vivir y sueño con poder cerrar eso: por la mañana producir los ahumados y por la noche ir a venderlos. Como un estilo de vida, más allá de lo comercial, vivir en un lugar como Pehuenia y poder disfrutarlo todos los días”. 

No hay que explicar que esta situación nos sorprendió a todos: “antes del 20 de marzo que arrancó todo esto, la idea de Finca Araucaria Bar de Tapas, como espacio gastronómico estaba orientado a la venta on line, con una plataforma y demás. Impensado, no es que sea un visionario, se dio así. La fábrica de ahumados tiene más de 10 años, hace un año y medio terminé con las habilitaciones a nivel nacional y con todo un proyecto de exportación a futuro bastante interesante. Por eso empecé a necesitar un espacio en el Valle, sobretodo por logística y practicidad, una boca de venta un poco más intensa”. 

La fecha prevista para abrir eran los primeros días de abril. Decidimos esperar para ver cómo avanzaba todo, pero como mucho para el día del padre estamos abriendo. Contamos con una plataforma on line, con todo un concepto de tapas envasado al vacío, mucha coctelería, mucha bebida, y mucho producto de almacén que son los ahumados y embutidos”. 

Hasta que ese espacio pueda ser plenamente disfrutado podemos ir saboreando todos sus ahumados y embutidos, mucho más al alcance de nuestros paladares. Mientras dejaremos en conserva el deseo de disfrutar en vivo de la cocina de Seba Mazzuchelli. 

María Gracia Martin.

-

Te puede interesar