Fenile, unos bombones para enamorarse!

Noticias 16 de octubre de 2019 Por
Te presentamos esta marca de bombones gourmet que son para morirse de amor!

La feniletilamina es un aminoácido presente en el chocolate y en el cerebro humano, relacionada con el sentimiento de amor y la euforia. Cuando nos enamoramos, nuestro organismo produce grandes cantidades de esta sustancia.

He ahí la conexión entre el dulce por excelencia, el chocolate y ese sentimiento único que es el amor. Y es ahí de donde nace Fenile, una chocolatería de autor.

Atraídos por el olor o por el color, o por ambos, llegamos a Andrea Tonellotto, creadora del emprendimiento y su líder. Andrea es pastelera, se especializó en chocolatería de vanguardia junto al maestro Matías Rise en Buenos Aires. 

"Al volver de ese viaje, empecé a gestar esta idea. En el 2017 me anoté en el programa NAVES del banco Macro que me fue brindando las herramientas necesarias para empezar con mi emprendimiento. Se trata de un empresa familiar, todos me ayudan, aunque soy yo quien lo lidera".

Y mirá si será familiar que  mientras lo iba armando, se enteró de que estaba embarazada! Así, entre el embarazo y su proyecto profesional fue avanzando paso a paso, permitiéndole repartir su tiempo de amor: la creación de sus bombones y el cuidado de sus hijas. De nuevo aquí la conexión entre el chocolate y ese sentimiento. 

"Empecé practicando, reconociendo los materiales que quería utilizar y trabajando los diseños que quería plasmar". De esa forma Fenile fue cobrando forma y hoy se dedican a crear bombones y tabletas únicas, pintadas a pincel, con rellenos originales y muy gourmet. 

Fenile se distingue porque nace con la intención de reivindicar un clásico que suele regalarse a las mujeres: la caja de bombones. "Por ejemplo, nuestras cajas se abren tirando de una cinta y se expone al producto de una forma diferente. Cada bombón es una pieza de arte en sí misma, cada pieza se pinta a mano. Trabajamos con productos importados como el chocolate Valhrona, una primera marca a nivel mundial de origen francés, para lo que es chocolate semiamargo y con chocolate belga, de la marca Callebaut para el chocolate blanco".

Pero eso no es sólo lo que hace único a Fenile, si no también sus rellenos verdaderamente únicos. "A cada bombón que se lo pinta a mano, se lo rellena con un relleno gourmet, con los sabores clásicos pero con una vuelta más, para modernizarlo, hacerlo más exclusivo y sorprender a la mujer".

Para Andrea, uno de los imperdibles es el bombón de chocolate blanco relleno de coco, curry y ron. Pero resulta casi imposible no querer probarlos todos: dulce de leche con ciruelas en oporto; yerba mate; maracuyá; pistacho; romero;  chesse cake de saúco; yogurt de naranja;  cremoso de merkén ahumado; cremoso de mix de pimientas; pomelo y mix de choco y avellanas. "Hacemos una búsqueda de sabores probando un montón de combinaciones. Probamos desde especias hasta verduras. La carta no es fija porque siempre vamos incluyendo nuevas variedades", afirma la pastelera.

"Como es un producto muy personalizado no hacemos muchas cajas. Trabajamos especialmente para el Día de la Madre, el Día de la Mujer, Navidad, etc. Trabajamos a pedido, con algún tiempo de anticipación a la fecha de entrega para poder elaborar bien el producto. También hacemos eventos, como casamientos, cumpleaños de 15 o fiestas empresariales que quieren jerarquizar su evento con un bombón diseñado según la temática que ellos tengan".

Fenile se convierte un una gran propuesta para este Día de la Madre, en el que el amor y el chocolate son un "must have"  para celebrar! 

Te puede interesar