#PinotDay en Bodegas Familia Schroeder

Bodegas de Neuquén 15 de agosto de 2019 Por
Leonardo Puppato, Gerente y Enólogo de la bodega nos acompaña a descubrir este varietal propio de la región que celebra su día a nivel internacional.

Un racimo, de granos apretados que parecen una piña, una piña negra y elegante. A simple vista así se podría definir el Pinot Noir.

Reconocida a nivel mundial el Pinot Noir, oriunda de la Borgoña Francesa y de la Champagne, aterrizó en nuestro país y encontró regiones privilegiadas para su desarrollo a lo largo y a lo ancho de Argentina, sobre todo en zonas frías, pero sí de destaque tenemos que hablar, la zona donde mejor se concentró la variedad es en la Patagonia, donde el clima es frío, hay buena amplitud térmica y prevalece el llano y algunas bardas con sus marcados y frecuentes vientos.

Cada 18 de agosto se celebra internacionalmente el día de este cepaje característico de la región. Aunque poco se sabe del origen de la efeméride, bien sabemos que de los grandes ejemplares que se producen en las bodegas patagónicas. Tal es el caso de Bodega Familia Schroeder, donde Leonardo Puppato es el Gerente de Producción y Enología desde el nacimiento de este emprendimiento, en el año 2002.

Puppato es uno de los mayores referentes de la enología del terroir sureño y es un hacedor de memorables vinos Pinot para la firma. Copas de por medio, hablamos con él para que nos acompañe a celebrar el pinot noir debidamente.

Él nos explica que “el perfil de los consumidores es muy amplio y es que cada vez son más los que se inician en el vino con el Pinot Noir. De características mucho más amables, taninos suaves, refinados y elegantes, es un vino ideal para todas las estaciones del año. En épocas de calorcito incluso se lo puede beber a una temperatura más baja, en épocas de fríos es un buen compañero de guisados, pastas y carnes blancas”.

"Sin dudas el Pinot Noir tomó protagonismo en esta nueva tendencia de vinos más “fáciles de tomar” con menor presencia de madera, algo que muchas bodegas argentinas han implementado en los últimos años. El desarrollo de este cepaje en Patagonia ha sido muy bueno y hoy es una variedad que se pide tener en el portfolio. Por eso hay muchas bodegas fuera de Patagonia q también tienen su pinot noir y que experimentan en busca de un producto acorde al mercado y que sea comercial”.

Aunque amistoso al paladar, Leonardo reconoce que el pinot noir “produce algunos de los vinos más elegantes del mundo, pero es una variedad difícil de cultivar y de vinificar. La uva tiende a producir racimos apretados, lo que la hace susceptible de riesgos viticulturales”, por lo que su cultivo es un desafío más interesante.

Con respecto a las notas características de este varietal “su fina piel y sus bajos niveles de compuestos fenólicos hacen que la pinot noir produzca vinos con un color claro, cuerpo medio y pocos taninos. Los vinos de esta variedad tienen un envejecimiento desigual e impredecible en el que pueden pasar por una fase muda (donde no se aprecian los sabores ni los olores). Cuando son jóvenes, los vinos de pinot noir tienden a tener aromas a frutas rojas, como cerezas, frambuesas y fresas. Y cuando van evolucionando con el tiempo aparecen notas terrosas, lápiz, grafito, cuero, hongos” detalla el enólogo.

Como buenos hacedores de este varietal, la Bodega Familia Schroeder lo festeja realizando promociones para los clientes, "se ha armado menú maridaje por pasos con diferentes pinot noir que tenemos. Desde espumantes, vinos jóvenes, select con madera, fermentados en barricas, pinot de tope de gama de la línea Familia Schroeder y también un pinot noir cosecha tardía".

“Somos una bodega que trabaja con diferentes clones de pinot noir y que tiene dentro de la gran bodega una mini bodega con tanques exclusivos de un diseño especial para hacer los pinot noir. Se dice que un enólogo que hace bien y buenos pinot noir es un técnico que puede elaborar cualquier otra variedad. Esto porque es en tintos el más difícil” asegura Puppato con total orgullo por lo obtenido a lo largo de estos años con su trabajo en la Bodega.

Le pedimos a Leonardo que nos recomiende con cuál o cómo empezar a disfrutar de este varietal y, sin dudar, nos da una excelente guía para ello: “Es difícil recomendar un vino porque los gustos de las personas son muy variados. Pero si es verano está bueno probar Saurus Pinot Noir Rose o Saurus Pinot Noir tinto”. Para los más conocedores un Saurus Select de la línea reserva. Y para los que les da el bolsillo, esto es arriba de los 600 pesos no dudaría en un Saurus Barrel Fermented o un Familia Schroeder que es el tope de gama. Para los postres un Saurus Pinot Noir tardío. Como verás tenemos para todos los gustos”.

Imperdible la semana de festejos en la Bodega Familia Schroeder con lo mejor de sus barricas y lo más delicioso de su cocina. A no dejar pasar esta oportunidad.

Más info: www.facebook.com/BodegaFamiliaSchroeder

Te puede interesar