Meta melón!

Noticias 16 de enero de 2019 Por
Se celebró el día del melón con vino, ya probaste este cóctel estrella del verano?! Acá van algunos tips para refrescar a todos.
Melón-Con-Vino

El martes 15 de enero se celebró el Día del Melón con Vino en el país vecino, Chile. El clásico "melvin", ese cóctel hecho con vino blanco, melón, hielo y azúcar, veraniego y refrescante.

El melón con vino se ha convertido rápidamente en uno de los tragos chilenos de mayor popularidad, pero no es el único lugar donde se toma. En nuestro país es muy común ver gente disfrutando de esta bebida que tanto por su sabor, como por sus "propiedades refrescantes" ayudan a hacerle frente al calor del verano.

El cóctel frutal,  es conocido como "melvin" entre los chilenos, en algunas ciudades argentinas se le llama "melancía", otros, más específicos o menos creativos, le dicen "melón con vino", sin vueltas.

De todas maneras, es en Chile donde se celebra un día en su honor. Por eso estuvimos navegando en alguna que otra web de los vecinos para traerles a uds una receta y algunos consejos importantes a la hora de prepararlo.

Lo que hace único este cóctel es que se prepara dentro de la fruta, en el melón y se toma con sorbete (por eso insisten en que se debe beber con moderación).

El primer paso es calar o abrir un hueco en el melón. El orificio debe tener un tamaño tal que permita introducir una cuchara para sacar las semillas del corazón de la fruta. En este paso se puede quitar un poco más de la pulpa para que deje espacio para el vino. También se recomienda desprender algunos trozos de melón y dejarlos dentro para reforzar el sabor pero siempre teniendo cuidado que la cáscara no se rompa para evitar filtraciones.

Luego se sirve dentro del melón el vino blanco (no hace falta que sea uno carísimo pero tampoco uno que nos perfore el hígado), y azúcar (unas cuatro cucharadas). Hay que dejar reposar un par de horitas, en la heladera como para que el vino adquiera la temperatura ideal y para que macere. Si no hay tiempo para esto, se le puede agregar hielo, pero no garantizamos la excelencia del sabor. 

Retirar de la heladera, colocar sorbetes en el orificio y vualá! Es un trago ideal para disfrutar a la orilla del río, el lago, la pileta, la pelopincho o por lo menos con los pies en el fuentón. Condición sine qua non: compartirlo cual mate en ronda!

Redacción: María Gracia Martin 

Te puede interesar