AS DE COPAS

AS DE COPAS 09 de octubre de 2018 Por
Seguimos "tomando" clases sobre vinos y hoy aprendemos cómo son los jóvenes y cómo los de guarda.
as de copas

Para quienes nos hayan acompañado en el desarrollo de ésta columna, podemos decirles que ya tenemos un cierto y elemental conocimiento sobre vinos, pero también debemos ser conscientes que nos falta muchísimo por conocer.
Hoy nos introduciremos en lo que podríamos llamar una de las clasificaciones de vinos. Veremos vinos jóvenes y vinos de guarda (o vinos evolucionados).
VINOS JÓVENES: en notas anteriores explicábamos que los vinos tienen aromas y sabores primarios, secundarios y terciarios. En los vinos jóvenes debemos encontrar todas las características primarias y secundarias. Es decir, son bien definidos, los podemos identificar y asociar rápidamente con olores y sabores que tenemos incorporados en nuestros cerebros.
Los vinos jóvenes podemos decir que son aquellos que son fáciles y rápidos de tomar, son frescos, expresan rápida y claramente su composición, por lo general si tienen madera debe ser un aporte muy sutil, muy pequeño para no enmascarar o tapar las buenas cualidades que aporta la fruta. Esto significa que no hay gran complejidad en su estructura.
Los vinos jóvenes son mejores que los vinos de guarda?
No, simplemente son diferentes. Su particularidad es que, por un lado, acompañan muy bien a todas las comidas y, por el otro, agradan a casi todos los paladares.
Qué podemos mencionar de éstos vinos a manera de crítica? Quizás debido a su juventud y potencialidad encontremos aristas que sobresalgan y en algunos casos los encontremos no tan armónicos o redondos (donde nada sobresale pero todo nos agrada) como esperamos que sea un vino.
Porqué a las bodegas les interesa imponer éste tipo de vinos?
Ésto está basado en dos pilares fundamentales, uno: no hay costos de almacenamiento o guarda, es decir el vino elaborado es envasado apenas terminada la fermentación y lograda la estabilización del mismo y comercializado lo más rápido posible.
La otra razón es que al no necesitar almacenamiento no tiene costo de mantenimiento, sólo necesita contar con una buena materia prima (uva), realizar una buena y controlada fermentación y un tratamiento de estabilización para que en el corto plazo que durará su existencia no sufra alteraciones no deseadas.
En la actualidad todas las bodegas elaboran este tipo de vinos y son de excelente calidad, las diferencias las encontraremos entre otras cosas, en el varietal o varietales con que está elaborado, el terruño de donde provienen sus uvas y en sistema o proceso de elaboración que aplique la bodega productora.

La siguiente semana completaremos esta categorización explicando en detalle de qué hablamos cuando decimos "vinos de guarda". 

Salud y hasta la próxima.

“Existe más historia que geografía en una botella de vino” (J. Kressman)

José Luis Martín

[email protected]

Te puede interesar