Todo bicho que camina....

Noticias 11 de septiembre de 2018 Por
Va a parar a la góndola! No nos creés? Esto ya sucede en algunos super de España y nuestra corresponsal gurmetera nos lo muestra. Acá algunos datos más
Bichos comestibles!

Carrefour empezó a comercializar en España una nueva gama de alimentos fabricados con insectos. En principio se trata de snacks, barritas energéticas, pasta, aperitivos y granolas. Productos que están fabricados completamente en Europa y que cuentan, según la empresa, con los mejores standares de calidad, están elaborados a mano y contienen ingredientes procedentes de la agricultura ecológica.

Todo, todo, todo está en relación con la idea de una vida más saludable. Hasta el ‘packaging‘ que está hecho de papel reciclado y contiene información detallada sobre los ingredientes a la vez que los valores nutricionales de estos. Además, se mantendrá informados a los consumidores sobre las ventajas que conlleva su consumo tanto por sus nutrientes como a nivel medioambiental. Por ejemplo, la elaboración conlleva a la emisión de un 99% menos de gases de efecto invernadero y disminuye la contaminación y el gasto de agua.

Desde  de 1 de Enero de 2018 la legislación europea ha catalogado a los insectos como ‘nuevo alimento’, y según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas más de 2 millones de personas ya los consumen, por lo que se les está comenzando a considerar el ‘alimento del futuro’.

Según esta organización, son ricos en proteínas, vitaminas B1, B2, y B3, contienen Omega 3 y 6, contienen todos los aminoácidos necesarios y son una fuente importante de minerales como el hierro.

Estos productos elaborados por una empresa francesa, "Jiminis", se pueden comprar en las tiendas y también online. 

Por ejemplo, los gusanos Molitor con ajo y finas hierbas se pueden adquirir por siete euros; los grillos con cebolla ahumada, por otros siete euros y la barrita de chocolate negro con higos y polvo de grillo, por dos euros.

Qué tal armar una picada con grillos, gusanos y saltamontes? 

Aunque actualmente a muchos nos resulte extraño y exótico, la entomofagia (del griego éntomos “insecto” y faguein “comer”) existe hace mucho tiempo. Existen numerosas referencias al consumo de insectos en diferentes escritos antiguos del cristianismo, el islam e incluso en el judaísmo.

Por ejemplo hay escritos en Grecia, en que Aristóteles dejó constancia del consumo de cigarras, incluso con alguna recomendación de comerlas cuando estaban llenas de huevos porque era mejor su sabor. Plinio el viejo en la Antigua Roma, hace referencia a un plato muy estimado por los romanos conocido como “cossus” que tendría como ingrediente principal la larva del escarabajo

En Asia, la literatura china también hace referencia a la entomofagia y al uso de insectos en la medicina tradicional.

En Latinoamérica también hay registros de entomofagia precolombina, durante mucho tiempo estuvo relacionada con la cocina de las poblaciones rurales menos urbanizadas. Actualmente se mantienen esas costumbres. No es raro encontrar en la cocina mexicana los clásicos "chapulines" fritos, los gusanos de maguey, las hormigas chicatanas , entre otros bichos... Así que otra vez, "no descubrieron América". 

Sin embargo, a finales de 2015 los insectos entran a formar parte de la definición de “nuevo alimento” en la UE, cuentan con legislación de este modo se regulariza su producción y empleo.

Si hacemos algo de historia, la evolución del hombre, al encontrar sustento en la agricultura y ganadería con el plus de otros beneficios al utilizar los animales, fomentó la predilección por el consumo de carne de ganado y animales mayores.

También tuvo un impacto negativo que a lo largo de la evolución se llegó a asociar a los insectos con plagas que alteraban el producto agrícola y que, al crecer las urbes los insectos propagaban algunas enfermedades.

Y como todo vuelve, será que por estos tiempos volvemos a comer bichos.... por que quién no ha comido uno alguna vez?! 

Gracia Martin -  @MariaGracia3cv 

Te puede interesar