Arriba las pintas por Kürüf!

Noticias 01 de agosto de 2018 Por
La cervecería cumple seis años y lo celebran con mucha emoción
Ver galería kuruf 4
1 / 5 - Cervecería Kürüf

Ser pioneros en cualquier actividad es un desafío que pocos valientes se animan a afrontar, pero que los hay, los hay.

Ese es el caso de Pablo Vrlica quién decidió hace seis años atrás incursionar en la producción de cervezas artesanales y su comercialización. Poco se sabía de ese hacer por estas tierras; la única referencia con la que contaban era lo que sucedía en el resto del mundo y la ambición de lograr un producto de calidad.

Fue por el 2012 que Pablo, junto a un amigo que ya se dedicaba a hacer cerveza para consumo personal y con amigos, proyectaron Kürüf, un desarrollo comercial abierto al público. Hicieron juntos los primeros pasos y, después de un tiempo, y por esas cosas de la vida, cada uno siguió su camino.

Pablo, cuenta que aquellos inicios no fueron fáciles. “Uno se las arreglaba con lo que encontraba en la zona, la materia prima era bastante complicada de conseguir, con los equipamientos pasaba lo mismo”. Hoy ha crecido todo tanto que otras industrias empiezan a interesarse e involucrase en el proceso productivo. Tal es el caso de los metalúrgicos: “antes uno los llamaba para pedirles un presupuesto y no entendían de lo que hablábamos”.

También fue difícil introducir el producto en el mercado. “Cuando llegábamos a los almacenes, o bares,  nos dábamos con que tenían convenios con las grandes marcas y romper eso era muy difícil”.

Los consumidores también fueron cambiando. Como al principio no había cultura en torno a la cerveza artesanal, algunas veces probaban una bebida y no les gustaba entonces decían “no me gusta”. Generalizaban la experiencia y se perdían de probar otros estilos, otras calidades.

Por suerte con el tiempo y el trabajo el producto mejoró y la demanda también, en términos generales. Es un constante aprendizaje y crecimiento. “Es un mercado que enseña día a día, en la producción, el grupo humano y en lo comercial" reconoce Pablo.  Define el mercado como un sector muy dinámico, hoy con este nuevo sistema de multimarcas se hace preciso salir a vender el producto, cosa que antes no era necesario.

Pablo cree que el boom que se vive actualmente no es algo pasajero, pero que a futuro se irá equilibrando la oferta y la demanda. Destaca que lo interesante es que ahora para diferenciarse hay que lograr un producto de calidad, tener una buena imagen para mostrar y contar con precios accesibles. Muestra de eso es la preocupación que tienen las grandes cervecerías que están empezando a sacar al mercado líneas más parecidas a las artesanales que a la clásica cerveza industrializada.

Kürüf produce cerca de 30 mil litros de cerveza al mes, se vende en Cipolletti, Neuquén y General Roca pero también puede conseguirse en otros lugares del país como Buenos Aires, Santa Rosa y Bahía Blanca, especialmente en bares y restaurantes.

En constante crecimiento Kürüf tiene proyectado retomar el contacto directo con la gente, aun el formato no se decide pero quieren estar más cerca de sus consumidores. Seguramente muy pronto tendremos novedades de ellos. 

Pablo se muestra orgulloso del trabajo que hacen, tanto por el excelente producto que obtienen como el grupo humano con el que cuenta Kürüf para hacer lo que hacen.

Arriba esa pintas, y por muchos años más, a la salud de uds! 

 Facebook: @cerveceria.kuruf

Instagram: @cerveceria.kuruf

Web: http://cerveceriakuruf.com/

 Ma. Gracia Martin

@MariaGracia3cv 

Te puede interesar