Noctua, un vodka del corazón de la Patagonia

Noticias 01 de junio de 2018 Por
Cuando alguien dice vodka, lo primero que pensamos es en Rusia… y si te decimos que podes tomar un exquisito vodka tan pero tan patagónico como el sauco?! Ah, que no? Ah, que si!
Ver galería NOCTUA 1
1 / 4 - Noctua vodka

Te presentamos Noctua, un vodka que se toma con toda la boca.

Esta bebida destilada preparada de manera artesanal en pleno Cipolletti, por Taté y Hernán. Ellos hace casi 20 años que están casados. Se cansaron de vivir en la ciudad de la furia, Buenos Aires. Volvieron a la ciudad que los vio nacer, crecer y partir en busca de un título universitario.

Porque la sangre tira, porque los chicos, porque los padres, por un montón de razones se volvieron. Pero, a qué? Ya que cambiaban de domicilio, ciudad, provincia, querían cambiar de trabajo. Empezaron soñando un bar, y una cosa llevó a la otra y terminaron produciendo vodka.

Se instalaron en lo que quedaba de un antiguo bar cipoleño. Junto a sus hijos lo transformaron en su destilería, preservando la mística vintage del lugar. Lo reacondicionaron siguiendo cada una de las exigencias para conseguir las habilitaciones correspondientes. Y здесь! (Y listo! en ruso, vamos practicando para el Mundial... si lo podés pronunciar, claro). De manera autodidacta fueron aprendiendo todo del paso a paso de la destilación para llegar a Noctua, su vodka.

A partir del corazón del destilado, consiguen una bebida con una presencia única, sabrosa y poco invasiva. Cabe aclarar que no se dedican a la producción industrial, si no a lo que se denomina "smallbatch", pequeñas cantidades de pero de gran calidad. 

Cuando lo probamos por primera vez, nos encogimos de hombros antes tomar esperando sentir un fuego bajando desde la boca, pasando por el esófago y copando todo el estómago.

Un sorbito, y los ojos nos quedaron como dos huevos fritos. La sensación fue completamente  opuesta. Una bebida deliciosa y sin reacciones adversas. Tan rica pero tan rica que da para tomarla pura, así como viene.

Lo mejor de todo es que se produce acá, con sabores de acá y de manera 100% artesanal. La primera micro destilería del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Como ellos mismos definen, elaboran bebidas espirituosas con alma patagónica, cuidando el método artesanal o handcrafted desde el alambique a la botella. 

Trabajan en base al ensayo y error, casi como científicos junto a sus pipetas probando combinaciones y métodos. Podríamos llamarlos los esposos Curie del vodka…

Dos curiosidades. La primera, Taté es una de las dos mujeres en todo el país que se dedica a la destilación de bebidas. La segunda, su imagen es una lechuza, un ave de noche y en femenino. Su cuerpo tiene forma de corazón, porque ellos usan exclusivamente el corazón de lo destilado. Y se nota en el resultado.

El secreto para seguir juntos, es buscar continuamente proyectos en común y que sean copados. Ya empezaron a trabajar en vodka saborizados y en una nueva bebida que va a romper con todo lo conocido en el mundo de la cocktelería hasta el momento. No nos crees? No dejes de seguir sus noticias porque te vas a sorprender! Salud!

#Vodka de la #Patagonia en @suspiriabar @fedecuco #handcrafted#smallbatch #cocteleria

Te puede interesar