AS DE COPAS

Columnas 04 de mayo de 2018 Por
Hoy comenzaremos a introducirnos en la importancia y el conocimiento de los varietales.
as de copas

Cuando decimos varietales de vides, se nos abre un abanico impresionante de plantas de vides que están diseminadas en el planeta. Lo primero que debemos saber es que no todas son aptas para vivificar o para consumir y que existe una primera clasificación de las mismas en: 
A- Vides aptas para consumo en fresco: aquellas de grano grande, de piel fina y de abundante carnosidad.
B- Vides aptas para pasas: son, por lo general, uvas sin semillas, y de piel también fina.
C- Vides aptas para vivificar: sus uvas son de piel gruesa, de granos y racimos más bien pequeños.

Cuando se decide una inversión vitivinicola esto es lo primero a tener en cuenta, ya que debemos saber qué utilidad le vamos a dar a las uvas, para elegir el varietal que plantaremos.

Otra división que nos ofrece la naturaleza en lo que se refiere a varietales es que hay vides que nos dan uvas:
A- blancas
B- rosadas
C- tintas

Teniendo estos dos conocimientos elementales, estamos en condiciones de seleccionar él o los varietales que plantaremos en el terreno que tenemos destinado a tal fin.
Pero aquí aparecen otros aspectos a evaluar:
1- Zona donde está el terreno.
2- Composición y tipo de suelo.
3- Clima o microclima que tenemos.
4- Tipo de riego que utilizaremos (por manto o por goteo)
5- Sistema de conducción que aplicaremos (espaldar, parral, etc.)
6- Qué densidad poblacional (cantidad de plantas por hectáreas) nos favorece
aplicar.
7- Qué varietal se adapta mejor de acuerdo a los datos anteriormente considerados.
8- Qué destino daremos a nuestras uvas, vinos de consumo masivo o vinos de alta gama.
9- Qué varietal consideramos que nos combine más, desde el punto de vista comercial.
10- Hacer un reconocimiento o evaluación de los viñedos que hay a nuestro alrededor o los más próximos.

Todo lo anteriormente tratado tiene como finalidad llevar al conocimiento del consumidor de vinos que dedicarse a la vitivinicultura tienen un proceso de evaluaciones y decisiones que no son sencillas y lo más interesante es que el que decide tener un viñedo sabe que deberá tener, por lo menos cuatro años de pleno trabajo sin la obtención de frutos en cantidades suficientes para vinificar y que será una plantación que no podrá cambiar por otra, quizás de por vida.

"El vino hace la vida más fácil y llevadera,con menos tensiones y más tolerancias."Benjamín Franklin.

Salud y hasta la próxima.

José Luis Martín

[email protected]

Te puede interesar