A la gran milanesa, salud!

Noticias 03 de mayo de 2018 Por
Hoy es el día de un clásico del recetario argentino, por qué?

Cada 3 de mayo los argentinos celebramos el día de la milanesa. Este plato debe su conmemoración a un grupo de fanáticos. Al azar, eligieron un día del calendario para compartir fotos, recetas, tips, y secretos en las redes sociales.

Rápidamente el hashtag #DíaDeLaMilanesa se viralizó y muchos declararon su amor a este plato tan delicioso, hasta convertirlo en trending topic. Fenómeno que se repite todos los años.

Pero, de dónde es originaria la milanesa?

La receta original de esta comida tan popular se remonta a la Edad Media. Un menú del año 1134, detallado en un documento que describe una comida servida en Mediolanum (lugar que hoy forma parte de la ciudad italiana de Milán), presenta un plato llamado lombolos cum panitio. Lumbus, en latín, es la carne de lomo y panitio remite al pan, según interpretaron posteriormente estudiosos de la materia. Casi 900 años después, el 17 de marzo de 2008, la municipalidad de Milán utilizó esos textos como fundamento para otorgar a la milanesa el estatus de patrimonio oficial de la ciudad.

Pero lo que le da entidad a la milanesa no son sólo los ingredientes sino su tipo de cocción. En el siglo XVI, Bartolomeo Scappi, maestro cocinero de cardenales y Papas, fue quien descubrió que rebozar la carne y freírla aumentaba su sabor. Así lo registró en su libro de cocina Opera dell'Arte di Cucinare, en 1570.

Con el arribo de los inmigrantes italianos a la Argentina a fines del siglo XIX y comienzos del XX, se impuso la cotoletta a la messinese, una variante siciliana en la que el pan rallado, ajo, perejil, huevo y queso envuelven la carne.

Cada año, se pone en discusión si “la verdad de la milanesa”, es de carne vacuna y frita, o si las otras variedades entran en la misma categoría. Algunos las prefieren al horno, otros rellenas, a la napolitana o a caballo, o ambas. Están los que las comen con limón. Hay quienes aceptan las de pollo, de cerdo, o mondongo. Están "las milanesas", si así podemos llamarlas, de soja, calabaza o berenjena, entre otras. O simplemente son “empanados”, carentes de la esencia exquisita de la milanesa original?  

Lo que nunca se discute, es que la "milanga" más rica se sirve con papas fritas y son las de mamá.

 

 

Te puede interesar